¿Por qué no debemos usar jabones antibacteriales?

 

Los jabones antibacteriales son los jabones más vendidos, pues nos han hecho creer que con el uso de estos prevenimos enfermedades. Sin embargo, la realidad es todo lo contrario, pues no se ha demostrado que el uso de un jabón antibacterial a largo plazo sea más seguro ni más eficaz que el jabón artesanal o tradicional para prevenir y evitar la propagación de enfermedades.

 

El triclosán y el triclocarbán, son los químicos antibacterianos más usados en la fabricación de jabones antibacteriales líquidos y en barra, los cuales han demostrado ser sustancias causantes de riesgos en los hogares. Uno de los riesgos se debe a que estos químicos pueden contribuir a la resistencia bacteriana a los antibióticos, pueden tener efectos hormonales inesperados, y existen posibles vínculos del triclosán con el cáncer. El triclosán, también se encuentra comúnmente en otros productos de cuidado personal, como: Desodorante, gel antibacterial, enjuague bucal y la crema de dientes. El uso del triclosán en la pasta de dientes es uno de los más controversiales, especialmente desde que Colgate anunció el retiro del triclosán de su producto estrella (Lea aquí el articulo

  

El triclosán y el triclocarbán, son los químicos antibacterianos más usados en la fabricación de jabones antibacteriales líquidos y en barra, los cuales han demostrado ser sustancias causantes de riesgos en los hogares

Existe evidencia de que los niños más expuestos al triclosán, tienen una mayor probabilidad de sufrir cualquier tipo de alergia, como resultado a la reducción de la exposición a las bacterias, las cuales son necesarias para desarrollar un sistema inmunológico fuerte. Pero lo más preocupante es que el triclosán puede penetrar el organismo con una gran facilidad y entrar al torrente sanguíneo, por lo cual se han encontrado porcentajes elevados de triclosán en la sangre, orina y también en la leche materna.

 

El triclosán no solo tiene efectos negativos sobre la salud de las personas, este también daña el medio ambiente pues se ha demostrado que este resiste a la mayoría de plantas de tratamiento de aguas residuales. Cuando el triclosán llega a los ríos y mares, este puede interrumpir el proceso de fotosíntesis de las algas. Por otro lado, también se han registrado alarmantes cantidades de triclosán en la sangre de varios animales acuáticos.

Debido a los diferentes riesgos que estos tienen sobre la salud, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) prohibió el uso de estos ingredientes y dio un plazo a los fabricantes de antibacteriales para retirar los productos del mercado en Estados Unidos o cambiar la composición de sus productos eliminando dichos ingredientes.

 

Lavarse las manos con un jabón natural como Purezza y agua es la mejor medida que se puede tomar para evitar contraer enfermedades y prevenir la propagación de bacterias. 

 

Dejar un comentario

Liquid error: Could not find asset snippets/easyorder.liquid
x
x